A pesar de que algunas personas la consideran “medicina alternativa”, la homeopatía es una medicina por sí misma, que tiene un sustento científico. Es una alternativa de tratamiento.

Para la homeopatía no existen enfermedades, sino enfermos, ya que cada persona expresa diferentes síntomas de acuerdo a su individualidad, situaciones personales y emocionales que vive. Así el tratamiento que se da es específico para cada individuo.

El tratamiento homeopático nos ayuda a equilibrar nuestra energía, pero no sólo a nivel físico, sino también a nivel emocional y espiritual, para que realmente alcancemos ese estado de bienestar completo llamado salud.

Esta medicina es la única terapéutica no agresiva y eficaz, capaz de proteger al producto in útero.

La homeopatía sirve para curar y para dar bienestar en un sinfín de situaciones, pero queremos  no  solamente hablarles de las innumerables bondades y beneficios de la homeopatía, sino también de una serie de  precauciones que hay que tener al utilizarla, como con cualquier otro tipo de tratamiento, llámese antibiótico, analgésico, agujas de acupuntura, etc.

Una de las creencias populares más comunes de la homeopatía es que “si no te hace bien, no te hace daño”, esto es totalmente falso. El medicamento homeopático puede tener un efecto en el cuerpo hasta por 6 meses.

¿Sabías que el uso excesivo e indiscriminado de árnica puede causarte hemorragias?

¿Sabías que muchos de los medicamentos MAL utilizados (de origen mineral) pueden causar daños en órganos vitales?

Sabemos que todos buscamos formas más sanas de curar a nuestros hijos y por lo mismo te invitamos a que sea un médico homeópata el que haga una historia clínica completa, con su correspondiente exploración física, y sea él quien determine qué medicamento requiere tu familia. La automedicación en la homeopatía (como en otras ramas de la medicina) conlleva riesgos y la posibilidad de agravar la enfermedad.

La homeopatía es una ciencia médica reconocida internacionalmente que ha demostrado su eficacia en el tratamiento de enfermos desde hace muchos años. Se trata de un método curativo que requiere de cuidadoso estudio y en México es una especialidad para los médicos alópatas. Por favor, siempre verifica que tu homeópata sea Médico titulado y con ambas cédulas para evitar caer con charlatanes que en vez de ayudarte, perjudique a tu salud.




Dra. Vanessa Leipen Linares
Médico Homeópata
Universidad Anáhuac 3432036 Ι Escuela de Posgrado Homeopatía de México A.C. 4010903